“El título no me ha cambiado”

Tras conseguir la corona de MotoGP, Marc Márquez sigue con los pies en el suelo, fiel a sus hábitos domésticos y humilde cuando se le pregunta si va a marcar una nueva era: “No lo creo. Pedrosa y Lorenzo son todavía muy jóvenes”.

01 GP Qatar 18, 19 y 20 de marzo de 2011

Atrás quedaron los vítores, el cava y las lágrimas. Marc Márquez (Cervera, 1993) pasa su primera noche como campeón del mundo de MotoGP. En la cama esboza la sonrisa que le caracteriza y tanto cautiva, pero a la mañana siguiente, más sosegado, se sincera: “El título no me ha cambiado”.

Eso sí, queda impresionado al verse en las portadas de la prensa y reconoce que ha tenido numerosas felicitaciones vía Twitter “de muchos deportistas y personas famosas. Se te pone la piel de gallina. Pero, de todas, me quedo con las de los familiares y amigos que siempre me han apoyado”, comenta el nuevo as de la categoría reina.

01 GP Qatar 18, 19 y 20 de marzo de 2011

Un depredador que, a pesar de sus logros en los circuitos, no se va a escapar tan fácilmente de las labores domésticas impuestas por Roser, su madre: “En casa sigo limpiando y haciendo la cama. También preparo la mesa para comer y mi hermano Álex es el encargado de recogerla cuando terminamos. Siempre lo hemos hecho así”, declara este angelito que ha relegado a un segundo plano a Dani Pedrosa y Jorge Lorenzo.

Un chaval que se niega a dar por hecho que ha revolucionado MotoGP. “No, conmigo no empieza una nueva era. Este año he destacado yo, pero llegan Pol Espargaró o Scott Redding y también querrán hacerlo bien. Además, esto de las eras es relativo. Dani y Jorge están ahí, todavía son muy jóvenes…”, reflexiona quien, si no lo impiden sus rivales o las lesiones, está llamado a marcar una época, tal y como hicieron Mick Doohan o Valentino Rossi en su día.

Y es que, lo quiera o no, Marc ha deslumbrado y las banderas con el número 93 lo mismo lucen a mogollón en Cheste que en Sepang. Una locura. Márquez se ha convertido en ídolo de masas, un personaje popular que ya no podrá moverse con la libertad de antes. “Cada verano me escapaba, como mínimo un par de veces, a parques acuáticos. Disfrutaba mucho. Ahora, ya no puedo ir…”, se lamenta el campeón.

A tenor de sus declaraciones, parece que al piloto de Repsol Honda le gusta pasárselo bien en el agua, pero nos llevamos una sorpresa cuando confiesa que no le agrada el mar: “Yo a la playa voy lo justo. A ver, si hay una chica y tengo que acompañarla, encantado, claro…”.

Entre risas, nos despedimos del campeón del mundo de MotoGP. Después de los primeros entrenamientos de pretemporada realizados en Valencia, ¿qué hará? “Todavía no he pensado nada, pero está claro que tendré que buscar unos días de relax para desconectar un poco”. Se lo merece.

Categoría: Revista 'TU MOTO"

Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de analítica para mejorar tu experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies